LA ACTUACIÓN DE LA PRUEBA DE OFICIO EN EL NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL:

Escrito por icajuridica 27-10-2009 en General. Comentarios (1)

 

LA ACTUACIÓN DE LA PRUEBA DE OFICIO EN EL NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL

 

 

http://icajuridica.blogspot.es/img/balanza.jpg  

 

Articulo escrito por

Andrés Adolfo Alvarado Colina.

Estudiante de Derecho 6to año UNICA - Secigrista.

 

Estando en una conversación con un amigo de la Facultad de Derecho, en la que le refería que el Nuevo Sistema Procesal Penal que se pretende poner en aplicación en todo el Perú a través del Nuevo Código Procesal Penal necesariamente debe tener una naturaleza eminentemente adversarial propio del Sistema Acusatorio; en donde la asignación de funciones a cada sujeto procesal debe estar predefinida, donde la función de investigación y la carga de la prueba recaen en el Fiscal y ya no en el Juez, quien debe dejar de investigar y dejar de disponer la actuación de pruebas con el afán de obtener la verdad a toda costa; es que en ese momento mi amigo me interrumpe y me dice: ¿Cómo va a poder lograrse eso si el Nuevo Código Procesal Penal permite que el Juez actué prueba de Oficio?; la verdad hasta ese momento no había reparado en percatarme de la existencia de un artículo en el nuevo Código Procesal Penal que estableciera ello; por lo que de inmediato cogi mi Código y efectivamente pude verificar que existe tal dispositivo, para ser más preciso está contemplado en el articulo 385 del Nuevo Código Procesal Penal, es por ello que en base a tal situación es que creí conveniente efectuar un análisis critico respecto a la Actuación de la Prueba de Oficio establecido en el artículo 385º de la novísima norma procesal peruana en el parágrafo 2) que establece que: “El Juez Penal puede excepcionalmente, una vez culminada la recepción de las pruebas, disponer de oficio, la actuación de nuevos medios probatorios si en el curso del debate resultasen indispensables o manifiestamente útiles para esclarecer la verdad”.

 

En ese orden de ideas con respecto a lo conveniente que es la prueba de oficio en el nuevo Código Procesal Penal (CPP-2004); esto es, aquella prueba que es introducida en el proceso por el juez, debo decir, QUE NO ME ADHIERO A TAL CONVENIENCIA.

 

De ahí que utilizo este mismo medio para expresar y sustentar las razones de mi posición. Desde hace años, los jueces de nuestro país aunque no lo quieran aceptar han venido trabajando bajo una legislación, que a mi parecer es absurda, ya que al mismo tiempo que investigan un delito, aportan y actúan prueba; finalmente, sentencian, todo ello en uno, dejando que el fiscal, quien constitucionalmente es el titular de la acción penal, únicamente interponga la denuncia, y, luego, espere en el mejor de los casos que el juez sentencie, y si el magistrado no condena, pues, apelará, con la esperanza que a lo mejor en la segunda instancia se compone el asunto.

 

Esta situación señores considero que va en contra de la naturaleza en la que supuestamente se inspira el Nuevo Código Procesal Penal como es el Sistema Acusatorio Adversarial, modelo que es compatible con las exigencias de un Debido Proceso y en donde su organización se asienta en la división del poder, sin confundir las funciones de persecución y decisión. En otras palabras lo que quiero decir, es que uno de los pilares del sistema acusatorio es la imparcialidad judicial, que se consagra en el artículo I del Título Preliminar del nuevo Código, en virtud del cual el Juez es un tercero que busca la solución de la contienda y que se encuentra equidistante de las partes, encontrándose impedido de sustituirlas, principalmente en lo que se refiere a la actividad probatoria; por tal motivo considero que resulta ilógico y poco coherente que posteriormente se incluya en el mismo Nuevo Código Procesal Penal un artículo como es el 385º en el que se permita que excepcionalmente el Juez pueda disponer de oficio, la actuación de nuevos medios probatorios. Señores debemos recordar que si bien es cierto con el Código de Procedimientos Penales de 1940, (el Juez Penal sustituía las deficiencias en la aportación de pruebas por parte del Ministerio Público, a tal punto que permitía la actuación de prueba de oficio), tal situación se debía a que el mencionado Código se inspiraba en un modelo penal netamente inquisitivo; en cambio, en un proceso penal de modelo acusatorio el juez está prohibido de decretar pruebas de oficio, estas deben ser solicitadas por el acusador, en el orden que mejor convenga para probar su teoría de caso, o por el defensor, dentro de su estrategia de defensa.